Para nosotras, esto no va de gestión del tiempo.

Para nosotras, esto va de la gestión de nuestra vitalidad.

Somos cíclicas, como el planeta 🌍 en el que vivimos.

Como es afuera, es adentro.

¿Tienes la misma energía en pleno ❄️ invierno que en pleno ☀️ verano ?

Conocernos cíclicas nos da la oportunidad de comprender que las mujeres trabajamos de una manera diferente.

Cuando estamos sincronizadas con nuestro cuerpo, podemos optimizar nuestras capacidades cognitivas para organizarnos respetando estos ritmos y sacar provecho de nuestra vitalidad, independientemente de cómo esté esa semana.

La inteligencia cíclica te aporta una transformación de las herramientas actuales de organización, planificación y creación de estrategias.

Una transformación imprescindible, porque están pensadas bajo el prisma de lo lineal y de la gestión del tiempo, sin contar con la vitalidad y los estados emocionales.

Pero para nosotras, esto no va de gestión de tiempo. 

En general, las madres que también tenemos proyectos laborales, solemos gestionar muy bien el tiempo para poder llegar a todo. El tiempo libre no es suficiente, cuando vamos agotadas o sentimos que deberíamos estar en otro lugar, o nos interrumpen constantemente.

La activación de mi inteligencia cíclica me ha llevado a vivir, cuidarme y trabajar de una manera diferente a la que se me ha enseñado. He ido transformando las herramientas existentes para adaptarlas a mí y a las 4 mujeres arquetípicas que viven en mí para poder ser eficiente.

Eficiente, que es mucho más que sólo eficaz, implica que optimizo los recursos existentes para conseguir mis objetivos en el menor tiempo posible y de la manera más simple posible.

Cuando comprendemos que nuestra energía va variando semana a semana, y cómo lo va haciendo, somos capaces de adaptar la gestión de nuestro proyecto y nuestras responsabilidades para no agotarnos y desmotivarnos.

Ser nuestra mejor jefa es una de las consecuencias de adoptar un ritmo más flexible y beneficioso para la optimización de nuestra energía y nuestra mente, que son los mejores recursos que poseemos.

Y en la práctica... ¿cómo se hace?

Nos guiamos por la Naturaleza, las estaciones del año ❄️ 🌼 ☀️🍁y los ciclos de los árboles 🌱🌳🌸🍎.

En el programa grupal de Inteligencia Cíclica, que dura 3 meses, vamos a trabajar profundo en nuestra ciclicidad, las emociones y esta forma de relacionarnos con nuestro emprendimiento, que es más ecológica para nosotras y va a evitar que caigamos en el burnout y que nos carguemos mental y emocionalmente.

¿Cuál es el secreto? La Naturaleza, que es muy sabia y cíclica como nosotras, no hace ningún esfuerzo ni para crecer, ni para dar flores (primavera) ni frutos (verano).

Tampoco sufre cuando tiene que soltar hojas (otoño) que ya no va a poder nutrir, ni cuando se queda pelada y fea (invierno).

Sabe que es momento de descansar, y que todo cambiará con la llegada de la primavera, de nuevo.

En nuestro negocio es parecido:

Otoño: Si tu negocio está en marcha, es momento de frenar, hacer introspección y valorar qué ya no te está sirviendo, con qué ya no quieres seguir, qué te está impidiendo sentirte bien o crecer más.

Si estás empezando, toca remover la tierra, limpiarla, y prepararla para plantar esa semilla que quieres ver crecer en el futuro: ¿qué tipo de negocio o servicios quieres entregar?

Invierno: Es el momento ideal de crear la estrategia a medio y largo plazo, ¿cómo deseas que sea tu emprendimiento? ¿Qué necesitas para conseguirlo? ¿Estás siendo fiel a tus valores o te estás dejando llevar por los de otras personas? La energía es perfecta para las grandes decisiones con facilidad.

Primavera: Llega el sol, vuelve el calor y la energía hace que salgan todas las flores y los animalitos a vivir. Es momento de actuar, de hacer, de planificar todo lo que valoramos y decidimos durante el invierno.

Es momento de lanzarnos, sin dudar, de atrevernos a explorar, de mostrarnos al mundo.

Verano: Recogemos los frutos de nuestro trabajo. Vendemos nuestra frutita, y la compartimos con el mundo. Celebramos y disfrutamos del dulzor de nuestra colecta.
Es momento de crear sinergias, compartirnos, vender, comunicar y expandirnos.

¿Tenemos que hacer todo ese proceso durante un año? Elena, a esa velocidad, esto no es negocio ni es nada.

Noooooo. Jajajaja.

Sólo tenemos que comprender cómo es el proceso, para luego adaptarlo a tiempos más realistas de la vida actual. 

Aunque en verdad, sería ideal, no es demasiado eficiente. 

 

En el programa Grupal de Inteligencia Cíclica, próxima edición en enero 2024, te enseño en 3 meses a integrarlo en tu cuerpo, para que luego seas capaz de hacerlo en una semana, si así es como lo quieres.

🌓 Durante el primer mes nos inspiramos de la luna y aprendemos a conocernos, cuidarnos y querernos cíclicas. Exploraremos las habilidades de las 4 mujeres arquetípicas y el funcionamiento de nuestro ciclo menstrual.

🌊 En el segundo mes aprendemos a surfear las emociones típicas  y los síndromes que nos paralizan, nos agotan y nos hacen procrastinar. Ellas nos traen grandes mensajes y aprendizajes.

🌳 En el tercer mes, transformamos las herramientas de project management: productividad, acompañamiento de equipos, organización y planificación, así como las habilidades blandas imprescindibles para el éxito de tu negocio: tomar decisiones, poner límites, negociar, comunicar eficazmente y escuchar nuestra intuición.

¿Quieres ser la primera en enterarte antes de que abra la próxima edición de enero 2024?

(Te lo aconsejo, suele tener privilegios estar en esta lista😉)

En ese caso, dale al botón y no te pierdas nada.

+ 10 AÑOS

DE EXPERIENCIA

HORARIO

FLEXIBLE

PSICOLOGÍA

Y NATUROPATÍA